Por qué quiero trabajar como Product Manager

Soy Ingeniero Informático, desarrollador web, programador... Llámalo como quieras -a eso me dedico. Me dedicaba.

He pasado los últimos 7 años enfrente de un ordenador. Mi carrera profesional se ha estancado y siento que tengo que cambiar si quiero continuar creciendo profesionalmente. Es el momento de hacer algo distinto. Es la segunda vez que tengo que decidir a qué me quiero dedicar.

Programación frente a Cocina

Cuando acabé el instituto tuve que tomar una decisión. ¿Qué quería estudiar a continuación? Era el momento de elegir una profesión y sólo tenía dos opciones en mente: Informática o Cocina.

Por una parte, me encantaba internet. Las páginas webs estaban conectado a gente de todas partes del mundo. Podías construir una web desde un pequeño pueblo del sur de España y estaría disponible para todo el planeta. Internet podría mejorar la vida de las personas. Era fascinante.

Por otra parte, me encantaba cocinar. Me apasionaba la comida como concepto. Cómo combinar ingredientes, cómo mejorarlos e, incluso, la ciencia que se esconde detrás de todo ello. Me encantaba todo lo relacionado con la cocina. A todo el mundo le gusta comer. Hacer que la gente disfrute comiendo parecía una buena idea.

Por entonces, todo el mundo decía "los ordenadores son el futuro". Las matemáticas se me daban bien y no era malo con el ordenadore. Además, parecía tener muchas más salidas. Al final, elegí informática. Y me alegro de haberlo hecho.

La ingeniería informática me ha dado trabajo todos estos años. Gracias a ello he podido viajar por medio mundo, vivir en sitios increíbles como Dubao o Seúl y conocer gente maravillosa.

Entre ellos, he conocido algunos de los mejores ingenieros que posiblemente jamás conoceré. Diría que algunos de ellos son (o serán pronto) profesionales de talla mundial. He aprendido muchísimo de ellos pero soy distinto a ellos.

Ellos suelen estar fascinados por cómo las cosas están hechas, por cómo las cosas funcionan. Para mí, se trata de algo más. Mientras mis colegas leían libros de programación y hacking, yo leía libros de usabilidad, psicología del consumidor o cómo hacer crecer una empresa.

Mis colegas estaban preocupados por cómo hacer las cosas más rápidas, más eficientes o más escalables; Yo estaba preoupado por qué lo estábamos construyendo, por las razones detrás de un departamento pidiendo algo nuevo o intentando entender las necesidades reales del cliente.

Mientras mis compañeros aprendían cómo está implementado ese nuevo lenguage de programación, yo intentaba descubrir qué podíamos construir ahora que no pudiéramos construir antes.

Mientras ellos aprendían varios lenguages de programación, yo aprendí uno que me permitiese construir casi todo lo que quisiera.

A veces, me sentía fuera de lugar.

He pasado varios años trabajando como Ingeniero Web. He trabajado como front-end, back-end, full-stack y como Ingeniero de API. Cada uno de ellos fue interesante. Pero no estaba haciendo lo que yo quería. Como ingeniero, muy a menudo, te tratan como a una herramienta. Eres quien construirá lo que alguien más piensa que hay que construir. Nadie escucha tus opiniones y cualquier sugerencia es ignorada. Eso no es lo que quería hacer cuando decidí estudiar ingeniería informática.

Soy Ingeniero Web Senior. ¿Cuál es el siguiente paso? Hay 2 caminos que podría seguir: podría seguir en ingniería dónde acabaría siendo un Arquitecto Web o Jefe de Equipo (y quizá luego Jefe de Ingeniería o CTO). O podría ir a un puesto más relacionado con la parte de negocio, como Product Management: un puesto no totalmente técnico donde tener conocimientos técnicos es muy útil.

Una vez más tengo que decidir entre 2 opciones: ¿Tecnología o Negocio?

Las razones que me llevaron a elegir informática en lugar de cocina no han cambiaro. Todavía quiero mejorar la vida de las personas usando internet. Quiero conectar con millones de personas. Pero, esta vez, quiero decidir qué y no cómo.

Quiero tener opinión en cómo una web, una aplicación móvil o cualquiera que sea el producto evoluciona. Quiero decidir qué vamos a construir a continuación o, por lo menos, quiero tomar parte en la toma de decisiones. Quiero conocer qué necesita el usuario y como se comporta. Quiero construir el producto adecuado para la gente que lo necesita.

Esta vez, la decisión no fue muy dura. Elijo negocio. Quiero ser un Product Manager.


Este artículo fue publicado originalmente en inglés como Why I became a Product Manager. Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!